domingo, 27 de abril de 2014

27/04: Ymir 2012



27/04: Ymir 2012 (184 Págs.)
Concurso – Larp Editores  2012

En esta época de la Feria del Libro, recuerdo haber comprado en la edición del 2012, una antología que Larp Editoriales publicaba después de lanzar un concurso que buscaba captar nuevos talentos locales. Las obras premiadas resultaron ser 6, premiadas por un jurado que vaya a saber quién lo integra y en qué hacen hincapié para premiar, teniendo en cuenta que hay historias que no son autoconclusivas y terminan un “continuará”. Si bien el concurso no limitaba un estilo, podemos apreciar la influencia de la animación japonesa y el manga en la cultura gráfica local (tal vez tenga que ver que la editorial encargada del concurso sólo publica mangas). Ymir (como llaman a este proyecto) es, a la vez, confirmación del impacto de la cultura oriental entre los dibujantes más jóvenes, pero también recordatorio de cuánto le falta crecer y madurar a esta corriente en el país, tanto en sus planteos narrativos cuanto en el refinamiento de su estética.

 Abundan las páginas con pocas viñetas y narrativa ágil, lo mismo que los relatos trabajados con elementos sobrenaturales. Tal vez se deba al impacto que tiene en la gente joven las historias que incluyen ángeles, magos, demonios, vampiros, etc. Sin embargo, creo que el punto en contra son las faltas de ortografía que la editorial no se encargó de revisar y corregir, porque francamente, aunque entreguen una historia con faltas de ortografía, al menos en una leída te das cuenta de cuales son para corregirlas. Algo novedoso, podemos decir que es la división que tiene la antología, la mitad leídas de manera occidental, de izquierda a derecha, y la segunda mitad del tomo leídas de derecha a izquierda a la manera oriental, como el usual lector de manga está acostumbrado.


Puedo destacar obras como Na Ne Ni Love, de Samanta Jimena Niz y Fabián Emanuel Gonzalez, como una de las historias con más potencial para crecer y desarrollarse en una posible futura edición. Cuenta la historia de una chica que, atada por una maldición, debe entregar el alma de un muchachito enamorado o pagar graves consecuencias. Es un relato de desventuras románticas, con una fuerte impronta del shojo. Por desgracia es sólo un capítulo, y te hace querer saber al menos cómo termina la historia porque es ganchera y se maneja a la perfección las caricaturas Súper Deformed. En Conociendo a Vlad, de Maximiliano Baldó, se aprecia un juego muy bien trabajado sobre el viejo mito de vampiros y sus cazadores, pero con una vuelta de tuerca sarcástica que recuerda en algo a los dibujos animados estadounidenses contemporáneos y en mucho a las sátiras humorísticas. Otra de las propuestas de estética manga que llama la atención es Crossed Hearts de SagaKuroi (guión y dibujos). Con un argumento que hace hincapié en lo sobrenatural y los sentimientos, se le nota el deseo de hacer una buena historia, que nos deja un buen sabor. Pero sin duda lo que llama la atención son los excelentes dibujos, que son iguales iguales a los del grupo CLAMP. Tengo entendido que ha participado de otros concursos de historieta, por lo cual podemos ver que tiene futuro en el medio. También vale señalar un trabajo sólido en las tres historias cortas de Ceferino Robles, el rastreador, a cargo de Valentín Lerena (guión) y Roberto Fontana (dibujos). Una serie gauchesca-sobrenatural con dibujos del ex-Columba Roberto Fontana, que cumple un muy buen rol dibujando páginas de varias viñetas. Muy bien resuelta desde lo gráfico y también desde el guión. Los primeros dos relatos son autoconclusivos, y el tercero es el mejor, manejando bien un encuentro místico en cierta montaña cordobesa entre el personaje y distintos otros yo.
 Los puntos más bajo de la antología consideraría que son Escarlata – Sentimientos de una niña de Claudio Varela Castillo (guión y dibujos), con una historia sobre venganza que no me convence, y Last Angel de Leonardo González (guión y dibujos), que lamentablemente también cierra la historia con un continuará, y nos presenta una historia de ángeles con una estética a lo Naruto que no le aporta mucha originalidad.

Una bonita apuesta de Larp, que para la segunda edición del concurso que aún tengo que leer, espero que se corrijan los errores de ortografía y se blanquee quién es el jurado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada