domingo, 14 de septiembre de 2014

14/09: Magic Kaito – Vol. 4 (Final)



14/09: Magic Kaito – Vol. 4 (178 Págs.) - Final
Gosho Aoyama – Planeta DeAgostini 2008

Este tomo de Magic Kaito marca el inicio del hiatus que no se sabe cuándo finaliza. El caso es que este tomo es la vuelta del hiatus anterior, que duró 13 años (y 4 años y medio en ser publicado en España, por la editorial Planeta DeAgostini). Por tantos años es  que el salto de dibujo que hay del tomo anterior a este es enorme, tremendo. Y el salto de calidad de enredo de los capítulos también es abismal. De hecho, poco sigue con la trama abierta en el tercer tomo, y se permite el lujo de presentar nuevos casos a resolver en varios capítulos. Una pena que su creador, Gosho Aoyama, siga tan enfrascado en su obra magna (Detective Conan) y no de oportunidad a desarrollar otras, como esta misma.

 El humor se deja casi e lado en este tomo, los robos de Kaito Kid son emocionantes, un juego de inteligencia entre el ladrón y sus captores, asimilando mucho de su obra hermana, claramente. Al final del tomo anterior, veíamos que Kaito Kuroba descubre que los asesinos de su padre eran de una misteriosa organización y que lo mataron por apoderarse de una joya que esta organización poseía. Dicha organización está buscando una joya en la que su interior se encuentra otra joya llamada "Pandora". Esta joya puede localizarse gracias a que si se enfoca a la luz de la luna, Pandora emitirá una luz roja, y esta joya puede conseguir la juventud eterna. Hay una leyenda que dice: "Cuando el cometa Voley se encuentra cerca de la tierra, si se ofrece la joya de la vida a la luna llena, caerán lágrimas, y quien beba de esas lágrimas conseguirá lo que nadie ha conseguido, la juventud eterna". Por eso Kaito se propone encontrar a Pandora y destruirla antes que la organización se haga con ella.
 En este cuarto tomo, que recopila los capítulos 21 a 28, introduce algunos personajes carismáticos como magos, nuevos ladrones (Chat Noir y Nightmare), la vuelta del detective Hakubu, y dos capítulos (el 23 y 24) en donde se hace un crossover con Detective Conan, apareciendo el detective Shinichi Kudo antes de empequeñecer y tomar la identidad de Conan. Se abandonan casi los capítulos autoconclusivos (excepto los dos primeros), y las historias tendrán como duración dos capítulos, haciéndolas más completas.
 Respecto al dibujo, el cambio es notable. En el último capítulo del tercer tomo ya vemos los rasgos que tomará en Detective Conan, caras ligeramente más alargadas y menos cómicas, con viñetas más serias reflejado en el uso de las tramas y los primeros planos. Pero el cambio más destacable es en este cuarto tomo donde vemos el estilo de Aoyama actual, nada que ver con el del principio de la serie.
 Una verdadera lástima que la obra esté en hiatus porqué empezaba a tomar un buen rumbo. Espero que algún día Aoyama pueda dedicarse a la serie al 100% y no que Kid salga en capítulos esporádicos en Detective Conan, pero menos es nada, y para los fans de Magic Kaito, habrá que conformarse con eso por el momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada