jueves, 30 de abril de 2015

30/04: Biblioteca Marvel – Patrulla X Vol. 6



30/04: Biblioteca Marvel – Patrulla X – Vol. 6 (162 Págs.)
Roy Thomas, Don Heck, Werner Roth, Ross Andru y George Tuska – Cómics Forum 2000

Roy Thomas era un joven guionista que iba haciendo sus primeras armas en Marvel, y es por eso que toma el control de los X-Men, una serie que venía en picada por bajas ventas, lo que le daba la suficiente libertad creativa para sacudir el universo de los mutantes, y buscarles nuevos rumbos para salir de la tabla del descenso. Y este sexto volumen publicado por Forum dentro su Biblioteca Marvel, tiene cosas históricas para los mutantes, como el cambio de trajes individuales para cada X-Men, y la salida de la serie de Charles Xavier, como una manera de llevar a la serie por nuevos horizontes sin tener a sus protagonistas “encerrados” en una mansión practicando con pruebas, y enfrentarlos a un mundo hostil. Este sexto volumen entonces, contará con los trabajos de algunos dibujantes “machacas” que no son titulares de la colección, y recopilará los números The X-Men 35 al 43, publicados originalmente entre Agosto de 1967 a Abril de 1968.

 En la primera aventura, con dibujos de Werner Roth como en el volumen pasado, los X-Men siguen buscando al Profesor X, secuestrado por la organización Factor Tres en el tomo anterior, y esto deriva a que reciben una llamada de auxilio advirtiéndoles sobre la amenaza de de una araña. Esto se presta a la confusión, porque se encuentran con Spiderman, confundiendo la amenaza.
 En las siguientes dos aventuras el dibujo corre a cargo de Ross Andru. La primera me aburrió un poco, ya que tenemos 10 páginas en las cuales los X-Men buscan formas de ganar dinero para viajar a Europa, lugar donde se encuentra localizada la base de Factor Tres, y así rescatar a su mentor. Y en las restantes 10 páginas, se enfrentan a un villano llamado Mekano que buscará destruir…una biblioteca. La segunda historia sí vale mucho la pena, ya que los héroes mutantes son atacados durante su viaje a Europa por Factor Tres, que resulta estar integrada por villanos derrotados anteriormente como Unus el Intocable, el Desvanecedor, Blob y Mastermind, quienes les hacen un juicio a los X-Men acusándolos de traidores por defender a los homo sapiens. Y como si esto fuera poco, el líder de Factor Tres, Mutant Master, busca crear una tercera guerra mundial lanzando misiles para eliminar a la humanidad (recordemos que estamos en plena Guerra Fría, por lo cual estos planteamientos tenían mucha lógica.
 Esta gran saga de Factor Tres va a finalizar en los siguientes dos números, y esta vez con la inclusión de Don Heck a los dibujos, algo que no es de mi agrado, y además los números comienzan a tener 15 páginas en lugar de las 20 usuales. En ellos hay mucha acción porque los mutantes se juegan a todo o nada para evitar el ataque nuclear, infiltrándose en bases militares, y les toca ser prisioneros, escapar, volver a pelear, para al fin enfrentarse al líder Mutant Master en una lucha final.
 La siguiente aventura es autoconclusiva y resulta muy floja. El enemigo resulta ser el Frankenstein de las novelas, que resulta ser real, descongelado del Polo Norte, y encima un alienígena incomprendido. Una fumanchada.
 Los siguientes dos números mejoran mucho, ya que tienen una minisaga memorable para la historia de los X-Men, y es en la que se muere el Profesor Xavier, luchando a contra Grotesko, un nuevo villano que busca eliminar a la humanidad (otra vez lo mismo), porque igual sufría una enfermedad incurable. Esto se relaciona directamente con el último número (dibujado esta vez por el entintador George Tuska) que se recopila en este volumen, en el cual luego del funeral del Profesor, la primer gran amenaza que deben afrontar los adolescentes mutantes es nada más y nada menos que Magneto, que vuelve a juntar su Hermandad de Mutantes Diabólicos, con el Sapo, y la vuelta de Quicksilver y Scarlet Witch luego de su estadía con los Avengers. En el final, parece que Magneto tiene a los X-Men a su merced, y veremos la finalización de esta historia en el próximo volumen, así que tendré que esperar para ver cómo finaliza la primera aventura de los X-Men en solitario, sin su mentor.
Siempre se agradecen los cambios al statuo quo de las series, así que me ha gustado esta movida de Roy Thomas.

miércoles, 29 de abril de 2015

29/04: Detective Conan Vol. 2 - Tomo 4



29/04: Detective Conan – Vol. 2 - Tomo 4 (96 Págs.)
Gosho Aoyama – Planeta DeAgostini 2002

En este fino tomo (que publicó Planeta DeAgostini), tenemos el final de la historia que comenzaba en el tomo 3 y otros dos casos, uno completo y uno a medias. La desventaja de tener estos tomitos cortados por la mitad, que aquí vendría a completar la segunda mitad del decimoquinto tomo japonés original, no tenemos los tankoubon de 200 páginas como fue publicado, y en un manga, esto hace que sea lea muy rápido, no se llega a disfrutar por completo que ya el tomo se te termina rápidamente. Dejando la edición al margen, reivindico como siempre Detective Conan, la longeva y famosa serie que Gosho Aoyama guioniza y dibuja semanalmente (por supuesto, ayudado por sus asistentes, como cualquier mangaka de publicación semanal). Y la reivindico tanto por sus dibujos, que combinan las escenas de horripilantes asesinatos como por una estética desenfada, como por sus ingeniosos guiones e ideas de asesinatos para que nunca aburran.

 El primer capítulo del tomo, como dije anteriormente, resuelve el caso abierto del volumen anterior, en el cual a punto de celebrarse un gran concierto de los Two-Mix (un dúo de idols),  Conan y sus amigos del Club Juvenil de Detectives son testigos del secuestro de los cantantes, y cuando se involucran en este caso, descubren que el secuestrador tiene un extraño pedido para ser un secuestro normal. Aquí se resuelve toda la aventura con mucha acción, con peleas, disparos, incendios, y un final gracioso cuando los niños sean invitados a cantar en el show, algo que no me gustó para nada por lo inverosímil.
 En el caso completo del tomo, se resuelve un misterio de la habitación cerrada (una historia, a esta altura, ya típica de este autor, pero que en cada ocasión se resuelve de una manera no repetitiva). En esta ocasión el cadáver es del señor Hida, un avaro director de finanzas que muere envenenado cuando aparentemente se encuentra solo en una habitación cerrada en donde no ha recibido visitas. Los sospechosos son dos hombres y una mujer, tres empleados del señor Hida. Conan debe resolver quién es el culpable y qué método utilizó para suministrar el veneno.
 En el otro caso, que empieza con el último capítulo de este tomo y se continuará en el siguiente, Kogoro, Ran y Conan son invitados  a una mansión donde deberán ayudar a un detective a resolver un caso, y no es otro que Heiji Hattori. El joven de Osaka, que ya sabe el secreto de Conan / Shinichi, está encantado de volverse a encontrar con él ya que de nuevo podrán poner en conjunto sus conocimientos. En esta ocasión, el capítulo termina cuando justo descubren el cadáver de uno de los integrantes de la familia de la mansión. Alguien lo ha empujado, y ha caído por el balcón, clavándose las rejas.
 Esta última página es descomunal, la crueldad dibujada del asesinato con un hombre clavado en las rejas, publicado originalmente en una revista orientado al público juvenil, es cuanto menos curioso. Es que Detective Conan se convirtió en una serie que comenzó orientada al público juvenil de la revista, y con los escabrosos misterios y homicidios, tiene capítulos orientados a un público de otra edad. Y como recién comenzó el nuevo misterio y se resolverá en el quinto volumen, tengo que seguir leyendo esta serie para tener mi dosis mensual del pequeño detective.

martes, 28 de abril de 2015

28/04: Daredevil de Frank Miller Vol. 4: Cazadores



28/04: Daredevil de Frank Miller – Vol. 4: Cazadores (128 Págs.)
Frank Miller – Panini Cómics 2009

Continúa la recopilación por parte de Panini Cómics de Frank Miller en su colección Best of Marvel Essentials (BoME). Como las otras veces, supone una ocasión impagable para los aficionados que no pudieron en su momento seguir la serie para hacerse con este material difícil de conseguir, en lindos tomitos tapa dura. No resulta fácil añadir algo nuevo a lo ya dicho acerca del Daredevil de Frank Miller. Hay un antes y un después en la colección tras el paso del conocido artista. Cuando empezó a dibujar la serie (los guiones comenzó a realizarlos más tarde), Miller era un joven dibujante totalmente desconocido. Cuando la dejó definitivamente, su paso por la serie dejó una huella indeleble. Experimentó con la narrativa gráfica, y en el guión, también introdujo bastantes innovaciones, como por ejemplo la crítica al superhéroe clásico (al presenta a Daredevil como un personaje trastornado, con una personalidad claramente dividida) o la caracterización de personajes. Este cuarto volumen recopila los números Daredevil 175 al 179 y What if? 28 USA.

 Estamos en la etapa en la que el genial autor nos ofrece un correcto cómic con una saga que presenta el terrible enfrentamiento entre Daredevil y su antiguo amor, la mortífera Elektra. Dicho enfrentamiento se arma con varias subtramas que se inician cuando la Mano envía a unos asesinos ninja a matar a Matt Murdock, que en dichos ataques este pierde su sentido del radar y ella que ha vuelto, en principio como enemiga, aunque se ve envuelta en la batalla con el temible ninja de la Mano Kirigi.  Más adelante tendremos al malévolo Kingping provocando el enfrentamiento entre los dos personajes, en una historia que tiene acción y entretenimiento, con un final que te deja cebado para leer el próximo volumen.
En cierto sentido, las aventuras de Daredevil, con su pizca de melodrama y de intriga, dieron un giro hacia las convenciones de la novela negra al estilo hardboiled. ¿Motivos? Quédense con estos dos: la presencia del villano Kingpin introducía el ingrediente mafioso y Elektra, que introduce el ingrediente mercenario, con algo de mujer fatal (en el tomo que nos ocupa, es una asesina despiadada), y también recibe la influencia de las mujeres guerreras que abundan en folklore japonés.
Esa influencia nipona se advierte en otras facetas de la serie. No olviden que el protagonista es un superhéroe ciego como Zatoichi, un espadachín invidente que triunfa desde hace décadas en la cultura popular del archipiélago. Por otro lado, el Diablo Guardián también está iniciado en esas artes marciales que, por otra vía, popularizo el cine de Hong Kong a principios de los 70. Esa filosofía de combate que suponen las artes marciales encontró un reflejo mucho más trabajado en Elektra, un personaje que, a diferencia de Daredevil, sí que era una creación original de Miller.
 El apartado gráfico no es el más alto, pero no resta un ápice el interés en esta obra que ha sido publicada en varias ocasiones y que la considero imprescindible para los seguidores del autor y del personaje.
Ese cuidado puesto en la elaboración psicológica de los protagonistas y en la descripción de la escenografía convierte a Daredevil de Frank Miller: Cazadores en una obra magnífica, que nos presenta el comienzo de la trágica relación entre Matt Murdock y Elektra
En fin, si querías saber qué tiene el Daredevil de Miller para estar siempre en boca de todos, no desaproveches esta ocasión. No hay excusa.

lunes, 27 de abril de 2015

27/04: Capitán Harlock Vol. 2



27/04: Capitán Harlock – Vol. 2 (192 Págs.)
Leiji Matsumoto – Glenat Ediciones 2003

Para los que no saben nada del argumento, Capitán Harlock narra la historia de cómo un pirata espacial intenta proteger la tierra de la amenaza de las Mazon, unas intrigantes mujeres que arden como el papel. Los habitantes de la tierra se han convertido en unos seres vagos, acomodados y cobardes. Esto se contrapone con la tripulación de la Arcadia y su capitán, ya que su amor por el planeta tierra les lleva a convertirse en forajidos espaciales y a defender el planeta de las Mazon a pesar de su continua decepción con la especie humana. Aún desconozco por qué Leiji Matsumoto, el autor integral de esta obra publicada entre 1977 y 1979, decidió que el manga se acabará después de 5 tomos, dejando la historia completamente colgada, y que finalizaría luego sólo en su contraparte animada. Aún así se convirtió en un clásico de culto, tanto que aunque es una aventura incompleta, Glenat Ediciones publicó los 5 tomos.

 No podemos olvidar que Capitán Harlock sería una Space Opera en toda regla, y como tal, sus planteamientos se alejan bastante de la seriedad de la mayoría de obras de Ciencia Ficción. No hay grandes planteamientos científicos, si no que las cosas son como son y no hay que buscarle más. En ese sentido, se trata de dejarse llevar por la épica y el romanticismo del personaje, un pirata espacial con una cicatriz en la cara, que siente nostalgia por un pasado que ya se fue, y tristeza por los amigos que perdió, y cómo es capaz de dar su vida para proteger lo que más quiere. En definitiva, nos está contando las aventuras de un auténtico outsider, de alguien que no encaja, que no encuentra su lugar en el mundo, y que ha tenido que largarse al espacio para sentir la libertad.
 Este segundo tomo mejora mucho, la historia no se me hace tan pesada y “fuera de época”, si no que ya con los personajes principales y secundarios presentados en el primer volumen, hay más espacio para la acción, para espléndidas splash page retratando lugares futurísticos y naves, batallas espaciales, dilemas morales y descubrimientos interesantes. El enemigo principal de esta epopeya espacial ya se presenta sin titubeos, las Mazon son una especie de vida vegetal, que tiene relación con las ruinas antiguas del planeta Tierra, y hasta por su antigüedad, se jugará con el planteo de que tal vez los humanos sean creaciones o una evolución de las Mazon, como una primer raza. Y a todo esto, Harlock toma definitivamente el protagonismo, y ya participarán poco Daiba, Yuki y Mime.
 En definitiva, Capitán Harlock es una fantástica obra de aventuras espaciales, con unos personajes muy carismáticos, con grandes momentos de emoción y también con situaciones divertidas. También es una obra muy setentosa, tanto por su estética, como por la forma de abordar las historias. Esto último puede ser un punto a favor, pero puede que para algunos sea todo lo contrario, sobre todo el lector de manga actual acostumbrado a otra dinámica. Pero no hace falta decir que, por el impacto que tuvo el personaje en su momento y la importancia de su autor, Leiji Matsumoto, pienso que es una obra imprescindible.

domingo, 26 de abril de 2015

26/04: Clásicos DC: Green Lantern Vol. 4



26/04: Clásicos DC: Green Lantern – Vol. 4 (160 Págs.)
John Broome, Gardner Fox y Gil Kane – Planeta DeAgostini 2007

La colección Clásicos DC que publicó hace años Planeta DeAgostini resulta interesante, ya que vendría a ser una contrapartida a la Biblioteca Marvel que el sello Forum y luego Panini Cómics, la cual rescata del olvido alguna etapa clásica de diferentes series. Hace días reseñé, por ejemplo, sobre la legendaria serie JLA / JLE, y ahora toca de otra etapa clásica, que es la Silver Age de Green Lantern, los números de la década del 60 que revitalizaron al personaje y lo catapultaron a la fama en los cómics. Este cuarto volumen, que recopila los números Green Lantern 16 al 21, publicados originalmente entre Octubre de 1962 a Junio de 1963, cuenta nuevamente con los clásicos dibujos de Gil Kane (con esos personajes lungos, altos y delgados), y los guiones que ahora están compartidos entre John Broome y Gardner Fox, y lamentablemente, excepto dos excepciones, volvemos a números divididos en dos aventuras, generalmente una más power y con un villano con más chapa, y una más corta más aventurera, más naif.

 En el primer número, una raza de mujeres alienígenas llamadas Zamaronas llega La Tierra con el objetivo de encontrar una reina. La elegida no es otra que Zafiro Estelar, una nueva enemiga de Green Lantern cuya verdadera identidad esconde muchas sorpresas. Luego de estas 15 páginas, tenemos 10 páginas en la cuales nos narran la historia de cómo es que muere Abin Sur en la primera aventura.
 En el segundo número, de 25 páginas (el número completo), unos espías que buscan robar unos planos que Hal Jordan conoce por ser aviador, lo empiezan a seguir con una cámara y descubren que el aviador es el alter ego de Green Lantern. Es entonces cuando el Gladiador Esmeralda debe convencerlos de lo contrario, y a la vez frustrar su plan de sabotaje al mismo tiempo.
 En el tercer número, tenemos una primera aventura de 13 páginas en la cual nuevamente regresa Siniestro en el universo de antimateria Qward, y el Gladiador Esmeralda debe enfrentarlo con su anillo de poder que le ocasionará problemas. Y hablando de problemas con el anillo, Hal Jordan se enfrenta en las siguientes 12 páginas contra Bagget, un criminal que le roba el anillo y lo utiliza contra él.
 En el cuarto número, hay 15 primeras páginas en donde el villano principal es Sonar (quien debutó en el tomo anterior), que es liberado de la cárcel y se enfrenta a su país (ficticio), Modora. Y las siguientes 10 páginas también es una historia floja, muy intranscendente, en la cual Green Lantern se enfrenta a unos bandidos por pedido de una señora, una aventura para chicos sin pies ni cabeza.
 El siguiente número mejora mucho, y tiene una historia completa en las 25 páginas, en la cual Flash regresa a Coast City para ayudar a su amigo a encontrar la cura para una extraña plaga que hace desaparecer a las personas. Pronto descubrirá que no desaparecen, si no que se achican tanto hasta entrar a un mundo subatómico diminuto reinado por unas criaturas que quieren esclavizar a los humanos. El Velocista Escarlata y Green Lantern harán uno de sus habituales dúos para enfrentar la amenaza, tan común en la Silver Age.
 Y en el sexto y último número recopilado en este tomo, tenemos 15 páginas en las cuales hace su presentación el temible Doctor Polaris, un científico que logra poseer la habilidad de controlar el magnetismo, que sufre además una doble personalidad, haciendo más rico el personaje. Y en las últimas 10 páginas, Green Lantern tuvo una aventura contra unos criminales en París, y debe cuidar su doble identidad del padre de Carol Ferris, quien sospecha de su identidad superheroica oculta.
 Es una lectura rápida, con escenas con pocos diálogos, páginas más aventureras porque eran orientadas al público infantojuvenil, aunque para el lector actual y aún para mí, leerlo de un saque puede resultar pesado, y sea una lectura recomendada para leer por partes, tal vez uno o dos números por día, para descubrir un clásico del Universo DC.

sábado, 25 de abril de 2015

25/04: Pokemon Adventures Vol. 5



25/04: Pokemon Adventures – Vol. 5 (208 Págs.)
Hidenori Kusaka y Mato – Viz  2010



Doy rienda suelta a mi niño interior y reseño este quinto volumen Pokemon Adventures, que vendría a ser el segundo tomo de la saga de Yellow. Como es un manga dentro de la franquicia Pokemon, orientada al público que consume los videojuegos, es un cómic orientado al público infantojuvenil, y para eso cuenta con los dibujos de Mato, mangaka con un estilo muy caricaturizado, cartoonesco, con personajes en miniatura, todo en un tono muy amistoso. Y los guiones corren a cargo de Hidenori Kusaka, que puebla a este manga de un tono aventurero, siguiendo una línea argumental, muy alejada del anime. Como no fue publicado al español, tengo este quinto volumen en su versión en inglés publicada por Viz, y recopilando los capítulos 53 al 65.

 En los primeros capítulos, se abandona el tono aventurero que me gustó tanto en el tomo anterior, ese tono a todo o nada en la cual se jugaba el protagonista Yellow contra la Elite 4, para encontrar a Red, que ha desaparecido. Es por eso que este comienzo del quinto tomo se basa más que nada en la faceta de Yellow como entrenador de sus Pokemon y su desconocimiento de ese mundo, que se aprovecha para explicarnos los detalles de todo este vasto mundo, muy similar a los videojuegos.
 Ya en los siguientes dos capítulos, a bordo del S.S. Anne, tenemos el regreso del Team Rocket, el grupo de criminales que roban Pokemon ajenos, quienes están todos vestidos con el mismo uniforme, en un claro ejemplo de que es un manga orientado al público infantil, teniendo a malos bien malos diferenciados.
 Luego de esa pequeña aventura edulcorada, vuelve la aventura, regresa la búsqueda de Red, cuando Yellow empiece a seguir pistas por toda Ciudad Carmín, hasta parar en una competencia de natación, en la que participa Lance, el miembro más fuerte de la Elite 4, y destruye toda la ciudad con el poder de sus Pokemon dragones. Por ese motivo se enfrentará con Yellow, a quien busca asesinar, y así volvemos a las aventuras a todo o nada para el protagonista.
 Los enfrentamientos seguirán en un muy buen capítulo final del tomo, que te deja ansioso para seguir leyendo el próximo. Todas las ciudad de la región están siendo atacadas por Pokemon dominados por la Elite 4, así que los Líderes de Gimnasio se encargarán de la defensa, mientras que Green y Bane se vuelven a encontrar con los ex Líderes miembros del Team Rocket: Sabrina, Koga y L.T. Surge.
 La conclusión final es que me encontré con un tomo que va de menos a más. Un comienzo sobre el mundo Pokemon, los entrenamientos y esas cosas que ya vimos en los primeros 3 tomos (en la saga de Red, Green y Blue) que aburre, y luego se va poniendo más pulenta, dejándonos un entretenido rastro de migas de toda la línea argumental sobre la desaparición de Red y la identidad del protagonista.

viernes, 24 de abril de 2015

24/04: 100 Balas (Integral) - Vol. 1



24/04: 100 Balas (Integral) - Vol. 1 (592 Págs.)
Brian Azzarello y Eduardo Risso – Planeta DeAgostini 2011

Tras todo el tiempo transcurrido desde el inicio de su publicación en 1999 por parte de la editorial Vertigo (sello de DC Cómics), hasta su fin en 2009, 100 Balas continúa siendo una de las favoritas junto a clásicos indiscutibles del cómic adulto como pueden serlo The Sandman, Hellblazer o Fables. En los guiones de Brian Azzarello y los lápices del argentino Eduardo Risso se esconde una compleja novela negra en formato de cómic que gira en torno a un misterioso personaje conocido simplemente como Agente Graves, el cual selecciona a diferentes personas (desconocemos al inicio si intencionadamente o al azar) para entregarle un maletín que guarda en su interior una pistola junto a cien balas irrastreables, así como pruebas del causante de la desgracia del sujeto, que puede ser alguien cercano o bien un completo desconocido. Es ahí cuando salta el mecanismo de venganza que todos tenemos en nuestro interior.

 Con esa premisa se consigue fraguar el creciente interés del lector que va pasando páginas sin parar con el único fin de adquirir cada vez más información sobre la personalidad del Agente Graves, pero sin darse cuenta de que una vez comenzado el relato es imposible dejarlo de lado. Con las dosis justas y oportunas, mediante capítulos cortos con escenas de acción o diálogos entre personajes, Azzarello va soltando perlas de información para que vayamos atando cabos paulatinamente, sin revelar en ningún momento el propósito de Graves o de los diferentes motivos que se ocultan tras todos los personajes que desfilan por la novela gráfica, ni siquiera sobre la trama global de la serie.
 Los personajes de 100 Balas son malhablados, malhumorados (muchos de los personajes vienen de barrios marginales), y los tipos duros disparan a quemarropa cuando se les presenta la ocasión. La violencia está presente, también el sexo, aunque de una forma demasiado contenida, con el erotismo a la vista, que aunque bien puede dar pie a situaciones de obligado contenido explícito, ni el guionista ni el dibujante lo permiten, cerrando la escena para cambiar de personaje o de entorno. No es ese el propósito de 100 Balas, el suyo es del de hacer pasar una buena experiencia al lector que busque sensaciones fuertes en un cómic, o el de suplir el ánimo de novela negra en un cómic de buena factura.
 Los dibujos de Eduardo Risso se adecuan perfectamente a lo que Azzarello quiere contarnos a lo largo de los cien números que va a durar la serie (tantos como balas tiene el maletín de Graves), plasmando con corrección las actitudes, expresiones o gestos de todos los personajes que desfilan por la novela, también de la volubilidad del guión y sus cambios constantes (para ello se emplean diferentes técnicas de viñetas). No se trata de un dibujo excelente, el sello Vertigo nunca ha destacado excepcionalmente por esa cualidad como sí han hecho otras empresas, pero sí uno que está a la altura de las expectativas y no defrauda con lo que el cómic quiere contarnos, la sensación que nos quedará en el momento en que cerremos las tapas de este primer integral. Podemos decir que los fondos pecan muchas veces de demasiado simplistas, aunque es claramente un recurso intencionado para resaltar la presencia del personaje en viñeta, así como la modernidad de la trama y el constante paisaje urbano por el que se mueve el guión. No olvidemos la citada mención a los coloristas Grant Goleash y Patricia Mulvihill, sin cuya profundidad a las pinturas no sería lo mismo, ni tampoco sin las geniales portadas de Dave Johnson (la edición integral trae recopilatorios al final), todos ellos nominados a varios premios en diferentes categorías.
 Ahora comentemos un poco la edición de esta edición recopilatoria de Planeta DeAgostini. Es bien sabido que 100 Balas ha tenido una edición un poco segmentada en español, primero de mano de Norma Editorial, luego por parte de Planeta DeAgostini publicando lo que faltaba, y luego por ECC en 10 tomos en tapa rústica. Realmente no hay problemas en seguir la serie agrupada por arcos argumentales, pero si hay que elegir una edición para leer 100 Balas, esa sería sin duda la edición definitiva, la que viene en cuatro cómodos tomos integrales en tapa dura con su cinta de lectura roja, a la sazón de 25 números USA en cada tomo, de unas seiscientas páginas cada uno.

jueves, 23 de abril de 2015

23/04: Hokuto no Ken Vol. 8



23/04: Hokuto no Ken – Vol. 8 (200 Págs.)
Buronson y Tetsuo Hara – Planet Manga 2013

Este es el manga clásico que todos deberían leer, si es que alguna editorial se hubiera animado a editarlo en español, y hasta en inglés se publicaron pocos tomos. Planet Manga, el sello de Panini Cómics que edita mangas en Italia, se encargó de publicar hace poco este genial manga shonen. Como había leído el séptimo poco hace muchos meses, en Agosto del año pasado, en la cual me explaye sobre este manga muy a fondo, me dispongo a comentar brevemente de qué va este shonen y refrescar conceptos.
 Hokuto no Ken, traducido como El Puño de la Estrella del Norte, es una obra de Tetsuo Hara (dibujo) y Buronson (Guión) que data de 1983, y fue publicada por la Weekly Shonen Jump, la mítica revista japonesa que publicaba en la época, clásicos como Dragon Ball y Capitán Tsubasa. Como pegó tanto, cuenta además con una innumerable lista de secuelas, precuelas, historias paralelas, amén de adaptaciones anime y Ovas, toda una lista interminable de seguir para estar al tanto del universo de esta franquicia.

 La historia trata de cómo en un mundo post-apocalíptico, el noble Kenshiro busca desesperado a su amada Julia, que ha sido secuestrada por uno de sus amigos de la infancia. Una premisa en apariencia tan simple, da pie a 27 tomos y dos sagas bien diferenciadas dentro del manga. Kenshiro, en su búsqueda en un mundo desolado por el hambre y la guerra, tendrá que defender al inocente, y a su vez, enfrentarse a sus antiguos amigos y hermanos.
 Este octavo tomo, titulado “Un altro istante da vivere (Un Instante de Vida sería la traducción)", recopila los capítulos 63 al 71. En él, Aili y Lynne se refugian del ataque de los invasores de Ken'Oh, mientras las personas que iban siendo capturadas son convertidos en esclavos de Ken'Oh, y aquellos que se oponen son expuestos a una plancha metálica al rojo vivo. Lynne esconde a Aili con una manta y, llena de valor, se enfrenta a un soldado pero es raptada y llevada con los demás esclavos. Se niega a obedecer las ordenes de Ken'Oh y decide morir en la plancha candente, pero en ese momento aparece Rei y decide salvarla, y a su hermana Aili también. En es momento hace acto de presencia el temible Ken'Oh subido a su caballo, que como describimos en el tomo anterior, es Raoh, el hermano mayor de Kenshiro.
 Tan fuerte este nuevo heredero del Shin Ken, que a Raoh le bastó con un dedo para dejar fuera de combate a Rei, lográndole atravesar un punto vital que hará que Rei pueda vivir los próximos tres días y, pasado ese tiempo, explotar. Es entonces cuando nuestro protagonista, Kenshiro, llega al lugar, y busca venganza, pero no es un rival que esté a su altura. El mismo Raoh reconoce que sólo Toki es capaz de vencerle en ese momento, ya que él puede absorber el ki de sus oponentes mediante la técnica del agua tranquila.
 En ese momento llega Toki a la escena, y afirma que fue Raoh quien mató a Ryuken, el padre adoptivo de Ken y maestro de los cuatro hermanos del Hokuto Shinken, y no fue por su enfermedad como siempre creyó Ken. Después de que Toki le revelase los hechos a Ken,  le toca el punto vital Shin Tanchu de Kenshiro para impedir que se mueva y pueda intervenir en el combate que tendrá contra Raoh. Y cuando el duelo comienza, el villano atrapa a Toki clavando su arma contra el pie de Toki y el suyo propio en el suelo. Cuando la vida de su hermano, y también de Mamiya corre peligro, es cuando Kenshiro logra romper el bloqueo de Toki y así enfrentar a Raoh, en lo que parece ser un espectacular combate a todo o nada.
 Como siempre con Hokuto no Ken, nos encontramos con un tomo repleto de acción, peleas sangrientas, trompadas, mucho dinamismo, y pocos diálogos, pero los justos y necesarios para entrar en ambiente en este universo post apocalíptico tan ganchero que tantos spins off, remakes, secuelas y precuelas dio lugar. Sigo diciendo que es una lástima que no se encuentre al español.

miércoles, 22 de abril de 2015

22/04: Spiderman: Primera Temporada



22/04: Spiderman: Primera Temporada (128 Págs.)
Cullen Bunn y Neil Edwards – Ovni Press 2012

Cuando empiezan a escucharse (o leerse) estos conceptos todas las alarmas se disparan: primera temporada, orígenes, nuevas generaciones, etc. La pregunta que surge es lógica: ¿Otra vez? ¿Pero esto no me lo han contado ya? En el cine Marc Webb tenía la versión de Sam Raimi todavía reciente y en las viñetas Cullen Bunn y Neil Edwards (guión y dibujo respectivamente) tiene al universo Ultimate. En ambos casos, sin embargo, estas nuevas revisiones pueden aportar cosas interesantes.
 Lo más importante a tener en cuenta de este tomo en tapa dura es que vuelve al origen clásico del hombre araña. La araña que transforma a Peter Parker es radioactiva, no está genéticamente mutada. Puede que en apariencia este sea un detalle menor, pero es un claro reflejo del tono de la historia,  que se traslada incluso al villano principal de la historia (el relato no se limita a actualizar la primera aventura del trepamuros en Amazing Fantasy #15, sino que lo completa con un primer gran reto para nuestro héroe), que no es otro que El Buitre.

 Este enemigo apareció por primera vez en Amazing Spider-Man #2 (mayo, 1963), y no es el primer supervillano al que se enfrentó nuestro  héroe, si no que  fue Camaleón,  y si bien incluirlo habría sido un interesante guiño, lo cierto es que su historia (espía soviético) habría sido más difícil de trasladar a un tomo introductorio como es el que nos ocupa. Adrian Toomes (Buitre), en cambio es bastante más plano, por eso encaja mejor con las intenciones de los autores (que no son otras que las de presentar a la araña).
 Sobre la historia en sí, poco se puede contar que no se haya hecho ya. El origen es el origen, y por muchas vueltas que se le quiera dar (que no es el caso), los aspectos clave son inamovibles. ¿Esto que conlleva? Pues que de primeras su lectura resulte poco atractiva para los lectores más versados en las aventuras de Spider-Man; y al contrario, que sea una pieza valiosa para los neófitos. Y sin embargo, superadas las dudas iniciales, Cullen Bunn plantea un guión con situaciones muy divertidas, como las fantasías de Peter con el mundo del espectáculo o la fabricación de su traje, alejadas de la seriedad de la última versión cinematográfica. Además, algún que otro personaje secundario como Katy Kiernan le aporta nuevos matices a la historia. En el aspecto negativo, quizás queda la sensación de que no se ha aprovechado del todo la oportunidad.
 En un volumen que pretende captar a nuevos lectores y presentar el universo del trepamuros, se echa en falta que la narración no es del todo sólida. Hay fragmentos por los que se pasa de forma abrupta (como el episodio de la picadura) y otros se extienden durante bastantes páginas. Y, por otro lado, los principales secundarios (Tía May, Jonah Jameson o Flash Thompson), quedan relegados a apariciones casi episódicas, cuando merecerían una mayor atención.
Aún así, no deja de ser un interesante acercamiento a los orígenes de una de las figuras más destacadas del mundo del cómic. En estos tiempos de continuidades y universos paralelos, para los que quieran leer una historia sin pretensiones del trepamuros, o para que los chicos nuevos puedan engancharse, tienen una buena oportunidad.

martes, 21 de abril de 2015

21/04: Tintín Vol. 1: En el País de los Soviets



21/04: Tintín Vol. 1: En el País de los Soviets (141 Págs.)
Hergé – Juventud Editorial 2003

Hace ya tiempo que estaba tentado de probar a leer algo de Tintín y como hace un año pude comprar en la Feria del Libro toda la colección que publicó al español la Editorial Juventud y me tocó acomodarlos bien en la biblioteca, ha sido el detonante para que por fin me decidiera. He leído el primer número y me ha parecido bastante polémico y radical, sobre todo por la época en la que fue publicado.
 Tintín en el País de los Soviets (Tintín au Pays des Soviets) es el primero de los álbumes de Tintín escritos e ilustrados por el artista belga Hergé. Originalmente publicada en el suplemento juvenil Le Petit Vingtième entre el 10 de enero de 1929 y el 8 de mayo de 1930, siendo posteriormente recopilada en formato álbum en 1930. Creada para servir de propaganda anti-marxista para los niños, fue encargada por el jefe de Hergé, Norbert Wallez, quien llevaba el diario católico belga, en donde se publicó Le Petit Vingtième.

 El argumento gira en torno al reportero belga Tintín y a su perro Milú, quienes viajan a Moscú, para hacer un reportaje sobre las políticas instituidas por Stalin. Sin embargo, un agente del servicio secreto soviético, la OGPU, intenta que Tintín no lo haga, por lo que le pone trampas para deshacerse de él. A pesar de ello, el joven reportero irá poco a poco descubriendo los secretos de los Bolcheviques y cómo éstos están robando comida a los ciudadanos soviéticos, manipulando las elecciones y asesinando a sus opositores, algo similar a lo que ya vimos hace unos días por ejemplo en la colección Biblioteca Marvel de Iron Man.
No tenía ni idea de cuales eran los orígenes de Tintín y tampoco lo esperaba, así que me he quedado con un gusto amargo. Entiendo que debido a la época en que se empezó a publicar (en lo más convulso del siglo XX) el tema político, las sátiras y la propaganda estuvieran a la orden del día, pero me gustaría seguir con la serie para ver qué vertiente toma, esperando que cambie ese concepto propagandístico (no me apetece leer propaganda política), sea algo más neutral  y se centre más en las simples aventuras, que es lo que ando buscando en realidad y lo que esperaba al ver que Tintín se recorre el mundo. Por las buenas críticas y toda la chapa que tiene en todo el mundo, estoy seguro que será así y no cesaré entonces seguir leyendo los demás álbumes.

Por lo que al estilo del cómic se refiere, el dibujo es muy antiguo pero con encanto, aunque poco se parece al Tintín posterior, más definido y a todo color, detalle que nos servirá para ver cómo evoluciona este autor en el dibujo. Tintín es durante toda la historia el típico héroe que escapa de todos los peligros echando mano de sus recursos, que parece que no se acaban, y de la ayuda de su fiel perrito Milú. Este personaje se maneja como quiere y su único interés, al menos en este tomo, es acompañar a Tintín y salvarle la vida. Con sus comentarios algo hipocondríacos pone sin duda el toque de humor al cómic.

 Algo que no suelo hacer es subir imágenes de páginas al blog, pero sirve para ver mi crítica hacia este álbum, una página que rompe la barrera entre la sátira o la denuncia social para echar mano de la propaganda más descarada. Y bueno, eran tiempos difíciles.

lunes, 20 de abril de 2015

20/04: El Arma Definitiva (Saikano) Vol. 2



20/04: El Arma Definitiva (Saikano) – Vol. 2 (232 Págs.)
Shin Takahashi – Glenat Editorial 2003

Lo que Glenat publicó en España como El Arma Definitiva, suele conocerse en el resto del mundo como The Last Love Song On This Little Planet, y en japonés es abreviado como Saikano (su serie animada tiene el mismo nombre). Es un manga bellamente escrito y dibujado por Shin Takahashi, que empecé a leer luego de que su anime me haya encantado hace años, y puedo ver el por qué. La historia es bien simple pero convincente. Puede parecer cliché al principio, comenzando con una pareja de la escuela secundaria que empieza enamorarse e intentan descubrir cómo llevar la relación, hasta que la novia, Chise, es tomada por la Fuerza de Defensa de Japón y se convirtió en el arma definitiva, capaz de destruir al ejército de Estados Unidos. Es que en el mundo de ciencia ficción Saikano, Japón y Norteamerica se encuentran en guerra dentro de la isla.

 Aunque es un comienzo muy simple de la trama, la historia evoluciona al transmitir las dificultades de la guerra a través de la perspectiva de muchos personajes. El principal es Shuji, el novio de Chise, que se le hace muy difícil jugar el papel de novio normal, ya que la misma Chise sufre por el hecho de que ella misma es un arma y debe realizar la destrucción del ejército enemigo. Los personajes están muy bien desarrollados y tienen sus propias historias pasadas, pensamientos y emociones intensas, y no nos olvidemos de que son estudiantes de secundaria que trata de sobrevivir a la guerra que empieza a asolar Japón. Y es en los pasados de los personajes que hace especial hincapié este segundo volumen, ya con los personajes principales y secundarios bien planteados en el tomo pasado.
 En este segundo tomo, Shuji sigue intentando mantener una relación normal con su novia, aunque cada vez se le hace más difícil, y sufre varias crisis, llorando en varios momentos por no poder hacer nada para ayudar a Chise. Además, casi tiene una aventura con Fuyumi, la mujer mayor con la que tuvo su “primera vez”. Fuyumi intentará seducirlo debido a su sensación de soledad y desprotección que tiene porque Tetsuo, su esposo, hace 2 meses que se marcho a la guerra. Y es su esposo quien se nos introduce como otro personaje secundario, cuando 2 capítulos del tomo se aboquen exclusivamente a la relación de Chise con los miembros de las Fuerzas Armadas.
 Este manga será de interés para cualquier persona que disfrute de la ciencia ficción o de las novelas gráficas románticas. Cosas a tener en cuenta es que es una serie es muy profunda y deprimente, y aunque sea catalogada como una serie con contenidos para público adultos, y más tirando al Josei (orientado al público femenino mayor) que al Shojo, puede disfrutarlo cualquier adolescente, ya que no hay muchas escenas de desnudos y la temática de ciencia ficción de una guerra puede leerse perfectamente.