sábado, 1 de octubre de 2016

01/10: Yo, Vampiro Vol. 2



01/10: Yo, Vampiro – Vol. 2 (96 Págs.)
Joshua Hale Fialkov y Andrea Sorrentino – ECC Ediciones 2013

Como viene siendo usual en el blog, Octubre es el mes del terror, y es por eso que la mayoría de las reseñas tendrán a este género como protagonista, como es el caso de esta primera reseña del mes. Po si el lector está perdido a la hora de seguir esta colección, que se puede encontrar en su versión importada española de ECC,  tuvimos un primer tomo: Amor Impuro”, que contenía los números 1 a 6 de esta serie; después tuvimos su cruce por las páginas de la Liga de la Justicia Oscura en la saga El Alzamiento de los Vampiros y, por último, su número 0 en el tomo La Oscuridad Año Cero”, los cuales no pude leerlos aún. Así que vamos directo con este segundo tomo de esta pequeña joyita condenada a morir en el mercado mainstream (pues fue cancelada en América en su número 19), pero que nos dejó alguno de los mejores momentos del New 52

La trama anterior nos dejaba a Andrew Bennet proclamándose Rey de los Vampiros después de derrotar a Caín, lo que puso a miles de vampiros a su cargo y arregló su relación con Mary. Ni corto ni perezoso, cual mesías bíblico, nuestro protagonista se va al desierto con los suyos a intentar un nuevo comienzo para su raza.  Es así como Joshua Hale Fialkov demuestra su perfecto dominio de todos los aspectos de su historia, pues toda la primera parte del tomo está dedicada a cómo Andrew impone el nuevo régimen de alimentación a su pueblo y a lo poco receptivos que están éstos. Claro que Andrew se aprovecha de su nueva condición por haber sido resucitado por la Liga de la Justicia Oscura y poseer los poderes combinados de algunos de ellos (posesión, videncia, magia del revés, etc.) para resolver los problemas del día a día, el ansia de su pueblo o la obsesión del amor de su vida por convertirlo en cenizas.
En estas páginas, todo magnificado por el minimalismo oscuro de Andrea Sorrentino, llama mucho la atención que casi toda la trama ocurra por la mañana y en el desierto de Utah, ya que obliga al dibujante a jugar con una paleta totalmente distinta que en los números anteriores, llena de colores cálidos en contraste con nuestros sombríos protagonistas.  El guionista no iba a derrochar el talento innato de Sorrentino para los escenarios oscuros, por lo que retomamos a nuestra pareja de secundarios favoritos: el profesor Troughton y la estrafalaria ex-cazavampiros Tig, quienes tienen la misión de presentarse ante el castillo de la Orden Van Helsing para llevar la proclama de “cero caza de humanos” que el nuevo rey ha impuesto.
 El tomo finaliza con la aparición del equipo Stormwatch y, obviamente, Fialkov juega con todos los tópicos que espera un lector de dicho cómic, como por ejemplo las ventajas de tener a Apolo, dios del Sol, de tu parte en esta guerra contra los vampiros o las típicas insinuaciones homosexuales entre Midnighter y Apolo.  Sorprendentemente, Fialkov nos cierra esta saga de una manera totalmente inesperada, pues en apenas dos páginas tenemos un cambio de roles entre los personajes y aparecen un montón de incógnitas que lo único que hacen es dejarnos con ganas del siguiente número. 
 Confiando en que este gran equipo creativo cierre todas las puntas abiertas en el tercer y último tomo, sólo me queda afilarme los colmillos a la espera de leer dicho material, que me ha cebado muchísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada