viernes, 31 de julio de 2015

31/07: The Sandman Vol. 4: Destrucción



31/07: The Sandman – Vol. 4: Destrucción (416 Págs.)
Neil Gaiman y Jill Thompson – Planeta DeAgostini 2010

Cuarta entrega de esta colección integral que publicó Planeta DeAgostini (recopila los números The Sandman #40 al 49, Vertigo Preview #1 y Sandman Special #1) de la serie que encumbró a Neil Gaiman hasta lo más alto del cómic mainstream. Hablar a estas alturas de un cómic como Sandman es repetir lo que se ha dicho ya cientos de veces, sin embargo, el hecho de ver nuevas ediciones de la obra (como la publicada por ECC Ediciones) nos hace pensar, y creer, que aun hay gente por descubrir los pasillos del Reino de los Sueños. Con esta saga, Vidas Breves, se vuelve a poner de manifiesto la exhaustiva planificación que el británico tuvo desde el principio ya que, de forma recurrente, podremos encontrar personajes que tienen varias intervenciones en distintos momentos de la narración.

 Sirva como ejemplo Orfeo, hijo de Morfeo y protagonista absoluto de aquel relato titulado La Canción de Orfeo, y que en este volumen cuenta con su momento de gloria (otra vez). Para todo aquel que haya llegado a este punto de la obra de Gaiman, sabrá que el guionista es el que pone las reglas. Sandman es su territorio y no dudará a la hora de jugar con los personajes, la narración y todo lo que tenga que ver con la obra en sí. En Vidas Breves asistiremos a un viaje en el que algunos de Los Eternos intentarán encontrar a su hermano desaparecido. ¿Es todo tan sencillo como parece? Quien piense eso es que subestima la capacidad de Gaiman a la hora de elaborar un relato rompedor.
 Un cabo suelto aparecido en Juego a ser tú es la primera pieza que nos vamos a encontrar en este puzzle apasionante. Pasado, presente, futuro. Todo vale para que el lector tenga que poner de su parte, cruzar datos, sacar conclusiones y disfrutar como nunca. Para demostrar esta afirmación, la narración comienza en media res, como llegar a una fiesta que ya ha empezado y nos encontramos completamente desubicados. La jugada del guionista resulta ser perfecta y para todo aquel que entre al juego será imposible abandonar la lectura de uno de los arcos argumentales más extensos de la obra (9 capítulos).
 La encargada de ilustrar tan singular historia es Jill Thompson que con su estilo blando y agradable consigue adentrarnos en cada uno de los paisajes por los que se mueve el relato: desde el consabido reino onírico hasta los sórdidos ambientes por los que se dejará caer Nancy. Resulta curioso que esta dibujante sea de las pocas que consigue poner imágenes a una saga completa sin precisar la ayuda de ningún otro ilustrador. Poco a poco se va avistando el final de esta obra maestra, un cómic al que siempre hay que volver para seguir encontrando matices escondidos que tan sabiamente ha ido colocando Gaiman a lo largo de sus muchas páginas.
 Sandman es con razón la colección de cómics más aplaudida y premiada de los años noventa. Esta epopeya soberbia y muy melancólica cuenta con el elegante guión de Neil Gaiman y los dibujos de un elenco de artistas que se van alternando y que se encuentran entre los más solicitados de la actualidad. Es una rica combinación de mitos modernos y fantasía oscura donde la ficción contemporánea, el drama histórico y la leyenda se entrelazan a la perfección.

jueves, 30 de julio de 2015

30/07: Biblioteca Marvel – Los Vengadores Vol. 7



30/07: Biblioteca Marvel – Los Vengadores – Vol. 7 (162 Págs.)
Roy Thomas, Don Heck y John Buscema – Cómics Forum 1999

Los Avengers nacen como un grupo All-Star, juntando las grandes estrellas de los cómics del Universo Marvel, en contrapartida a la Justice League de DC Cómics. Pero eso cambia cuando las grandes figuran abandonan el grupo para dar paso a personajes jóvenes y sin su serie propia. Sin embargo, esto tampoco va a durar mucho, ya que en este séptimo tomo vemos como de la mano del guionista Roy Thomas, vuelven a la agrupación algunos de sus miembros fundadores, quitándole a este cómic esta versión de All-Star de Marvel, para ser un grupo fuerte, compacto, y lleno de estrellas que brillan con luz propia. Este tomo recopila los números The Avengers 42 al 46, y The Avengers Annual 1, publicados originalmente entre Julio a Septiembre de 1967.

 En el primer número, tenemos una aventura que viene del tomo anterior, en el cual el villano Diablo aprovecha una división momentánea de los Avengers, y utiliza el poder del Hombre Dragón para enfrentarse al grupo justiciero. Pero a último momento unirán fuerzas, y además contarán con la ayuda de Hércules, personaje que en fuerza puede hacerle frente a cualquiera en el Universo Marvel. Aquí continúa la etapa de John Buscema a cargo de los dibujos.
 En los siguientes dos números tenemos una mini saga, con mucha, muchísima acción, muchas peleas, explosiones y golpes. Hércules y Hawkeye viajan a Rusia para rescatar a Black Widow, nuevamente con esa temática de guerra fría, enfrentando a la amenaza comunista. Pero esta vez habrá un monstruo de muchas cabezas igual a la bestia mitológica Hydra para que pelee el Dios del Olimpo, y Red Guardian, un nuevo villano para que se enfrente a todos los Avengers que llegan a Rusia para ayudar a sus compañeros. Este villano vendría a ser la contraparte rusa del Capitán América, con un traje similar y hasta un objeto arrojadizo. Pero su destino dura poco y parece un personaje desaprovechado.
 El plato fuerte del tomo es el Annual 1, aventura que dura 48 páginas y cuenta con los dibujos de Don Heck, en su estilo clásico pero cumple decentemente. El Mandarín teletransporta a su base a muchos villanos del Universo Marvel, como el  Láser Viviente, el Espadachín, Man Power, Executer y la Encantador. Éstos comenzaran a atacar diferentes lugares por todo el mundo, por lo cual los Avengers son informados acerca de esto por Nick Fury. Iron Man, Goliat, Hércules, Scarlet Witch, Thor, Hawkeye, Capitán América y Quicksilver formarán un grupo justiciero de lujo, y en grupos de tres héroes, se enfrentarán a los villanos, y finalmente al Mandarín en su estación espacial. Es una aventura muy entretenida para formar parte del primer número anual en la historia de este grupo superheroico, en una aventura muy al estilo de la primera película.
 Los mismos Vengadores lucharán juntos contra una nueva amenaza, el Super Adaptoide, la creación de IMA que quiere asesinar al Capitán América. Nuevamente tenemos a todos los superhéroes repartiendo golpes contra la amenaza, con los dibujos de Don Heck. Lo más interesante es que se abre el subplot del enojo de Quicksilver con los seres humanos, como mutante que antiguamente estuvo a las órdenes de Magneto.
 John Buscema vuelve a los dibujos en el siguiente número, en el cual aparece un viejo villano de Ant Man, cuando Goliat se llamaba así. Se trata del Torbellino, y para derrotarlo, Goliat saca mucha chapa y vuelve a controlar a las hormigas y a los insectos con el casco que usaba en sus primeros cómics.
 Un tomo entretenido, con un guionista que se va afianza en la colección, haciendo y deshaciendo el grupo a su antojo, hasta llegar a una de las etapas más aclamadas del grupo de superhéroes por excelencia del Universo Marvel.

miércoles, 29 de julio de 2015

29/07: Detective Conan Vol. 2 - Tomo 7



29/07: Detective Conan – Vol. 2 - Tomo 7 (96 Págs.)
Gosho Aoyama – Planeta DeAgostini 2002

En los siguientes meses que siga leyendo Detective Conan, voy a optar por reseñas más cortas, debido a dos motivos fundamentales. Primero, es una serie longeva, demasiada longeva, con muchísimos tomos recopilatorios, y seria una hazaña no repetirme en muchas cosas (como mi admiración por su autor, Gosho Aoyama). Y segundo, porque en la publicación de Planeta DeAgostini, los tomos son “partidos en dos”. En lugar del clásico tankoubon, el tomo recopilatorio japonés con 200 páginas, tenemos tomos cortitos, de 96 páginas, abarcando medio tomo japonés. Esto hace también que la reseña sea menos sustanciosa. Dejando esto de lado, seguiré leyendo mes a mes esta serie que mezcla policial con alguna que otra escena de humor, aunque siempre mostrando escenas de asesinatos, a veces un poco sangrientos para una publicación orientada al público juvenil. Dejo la introducción y voy directamente a la reseña.

 En los primeros dos capítulos tienen la conclusión del caso de un asesinato en la casa de un ceramista famoso, que había comenzado a leer en el tomo anterior. Todo parecía un caso de suicidio, de una de las estudiantes del ceramista, pero Conan demostrará lo contrario, usando a Kogoro como siempre. Es un caso cortito, que se resuelve de manera rápida, sin mucho misterio.
 Y en los siguientes tres y últimos capítulos de este tomo,  Kogoro, Ran y Conan se encuentran pasando unos tranquilos días en la playa cuando casualmente coinciden con Eri Kisaki, la madre de Ran. No deja de ser un truco de la joven para que sus padres se encuentren, pero lo que no sabe es que se van a ver envueltos en un nuevo misterio.
Cuando conocen a unos jóvenes, una de las chicas del grupo es picada por una serpiente marina. ¿Accidente o ha sido un ataque provocado por alguien? Entre riña y riña entre Kogoro y Eri, Conan tiene que descubrir qué ha ocurrido realmente.
 Como siempre, tomos de 96 páginas no garpan ni ahí para un manga, que tienen una narrativa que permite leer muy rápido, por eso las 96 páginas se te pasan tan rápido que no te dejan disfrutarlo. Aún así, es un tomo muy entretenido, como toda la serie que realmente me ha gustado mucho.

martes, 28 de julio de 2015

28/07: Clásicos DC: Green Lantern Vol. 7



28/07: Clásicos DC: Green Lantern – Vol. 7 (160 Págs.)
John Broome, Gardner Fox y Gil Kane – Planeta DeAgostini 2007

Luego de leer este séptimo tomo de la colección Clásicos DC de Green Lantern, sigo pensando que no es una serie para todos los lectores de cómics, ni para el lector actual, acostumbrado a otro dibujo y a otra dinámica. Es que el título de la colección ya nos aclara todo, son clásicos para los amantes del Universo DC que Planeta DeAgostini publicó hace años, para que el lector moderno pueda conocer la historia de sus personajes en la década del 60, en la llamada Silver Age de los cómics. Mi revisionismo histórico hace que me interese en este tipo de cómics, pero esas historias inocentes, a veces absurdas, muy aventureras, donde los personajes aclaran todo y dicen lo que hacen, pueden tener mayor interés para los chicos que se meten en el Noveno Arte. Este tomo recopila los números Green Lantern Nº 35 al 40, publicados originalmente entre Marzo y Octubre de 1965, con los guiones de John Broome y Gardner Fox, y los dibujos de Gil Kane.

 En el primer número, tenemos 16 páginas de una aventura con un nuevo villano, The Aerialist, que busca vengarse de la Compañía Aeronáutica Ferris. Entretenida. Las otras diez páginas son insostenibles, una aventura en la cual Green Lantern cambia de cuerpo con…..un águila.
 El segundo número cae mucho. La primera historia, de 13 páginas, toma la ciencia ficción tan de moda de esta serie, cuando el héroe enfrente a un grupo de mafiosos y se haga pasar por un robot. La ciencia ficción continúa en la segunda historia, con 12 páginas en la cual Green Lantern ayuda a una dama en apuros a enfrentar a extraterrestres de su planeta natal.
 Me gustó el tercer número, ya que las dos aventuras tienen continuidad entre sí. Gil Kane, John Broome y Gardner Fox nos presentan a un nuevo villano como Estrella Maligna (Evil Star), que ha urdido uno de los planes más osados de cuantos se hayan visto en esta colección, ya que termina destruyendo el anillo de poder de Hal Jordan.
 En el siguiente número, tenemos 12 primeras páginas en la cual regresa Tomar-El, el Green Lantern del planeta Xudar, que unirá fuerzas con Hal Jordan para derrotar a una amenaza espacial, llamada Replicador Atómico. Mucha aventura y mucha ciencia ficción. Las últimas 12 páginas tienen una aventura en la cual Hal Jordan derrota a un pirata con poder de invulnerabilidad, mientras se toma vacaciones en Hawai.
 La quinta entrega de este tomo es de los más entretenidos. La primera historia, de 14 páginas, tiene como villano a Black Hand, que regresa para complicar al Cruzado Esmeralda, casi derrotándolo en su afán de cometer el crimen perfecto. Como dato curioso, en toda la historia el villano rompe la cuarta pared contándoles sus planes a los lectores. Y en la segunda aventura, de 10 páginas, Green Lantern se enfrenta en un ring contra Brutus Force, un gigante luchador interplanetario que busca enfrentarse con los “campeones” de los diferentes planetas que visita.
 Finalmente, el último número es el más importante de todo el tomo, tanto que su portada es la portada de este séptimo volumen de la colección Clásicos DC de Green Lantern, y la aventura ocupará las 24 páginas, sin cortarlas por la mitad. Un fantasma del pasado de los Guardianes del Universo regresa de entre los muertos en un episodio que desvela el origen secreto de estos hombrecitos azules. En él, Hal Jordan y Alan Scott, el Green Lantern de los años cuarenta (de Tierra 2), se enfrentarán juntos a una de las mayores amenazas que jamás haya conocido el Universo DC en la Silver Age.
 Es un tomo que para mi gusto, empezó muy, muy flojo, pero mejoró mucho, y por momentos me entretuvo, siempre sabiendo que estamos ante cómics de los 60, muy aventureros, con esa fijación por la ciencia ficción y la “edad atómica”. Continúo en los próximos meses con esta colección.

lunes, 27 de julio de 2015

27/07: Orion



27/07: Orion (264 Págs.)
Masamune Shirow – Planeta DeAgostini 2006

Permítanme ser franco: no me gustó leer Orion. Este tomo me fue prestado por un amigo de lectura manga en cuanto a historieta, y que le gustaba mucho, por que había conseguido los números sueltos hace muchos años en Parque Rivadavia, publicados por Planeta DeAgostini, y cuando la editorial española decidió editarla en un solo tomo, no se resistió a la compra, y a recomendarlo. Pero lo he leído para llegar al final, porque no me cerró. Permítanme exponer exactamente por qué.  El arte está cuidadosamente elaborado, y por desgracia subordinado completamente a la gran cantidad de información que el autor quiere transmitir a través de cada página. En medio de toda la información que el autor quiere exponer, se encuentra bien diseñados los personajes y el ambiente tecnológico, al igual que cualquiera de las otras obras de este autor, Masamune Shirow.

 Como resultado, la página terminada es muy exigente para leer. Los personajes son olvidables, principalmente porque ellos también están ahí exclusivamente para el servicio de la trama. Los personajes de Orion, si se trasplantan en cualquier otra serie, serían personajes destacados, balizas de locura que deforman la trama debido al impacto de sus acciones. Son personas reales con diseños locos, pero inmediatamente después de volver a leer este libro, no me generan ninguna clase de impacto. Ellos existen simplemente para dar los diálogos con mucha información y mitología japonesa.
 Es tiempo que hable de la trama para poder explayarme mejor. Una chica valiente está involucrada en un accidente mágico extraño que hace que ella sea el ecualizador de todo el Karma en el universo. Entonces, diversos intereses compiten por la posesión de la chica. Después de que ella se escapa y comienza a absorber todo el mal karma del mundo según lo previsto, se da cuenta de la cantidad de energía que tiene en sus dedos y así va loca de delirios de grandeza y el matrimonio. Esto se resuelve de una manera exagerada con algunas sorprendentes splash pages y dobles splashs pages.
 Orion no es un manga que me haya gustado, es mi conclusión. No fue divertido de leer, ya sea para el arte, personajes, trama, o un mensaje. No hay justificación para la compra. Es una lástima, debido a que tiene un artista tan importante involucrado como Shirow, y lo que es peor, tengo la sensación de que si los elementos de este manga, los personajes y el universo mismo de ciencia ficción mezclado con mitología nipona, fueran transportados para protagonizar otra obra, ellos se destacarían mucho más y harían una interesante narración. Esta vez, el creativo mangaka me dejó con un sabor amargo.

domingo, 26 de julio de 2015

26/07: Biblioteca Marvel – Namor Vol. 4



26/07: Biblioteca Marvel – Namor – Vol. 4 (162 Págs.)
Stan Lee, Roy Thomas, Gene Colan, Bill Everett y Werner Roth – Panini Cómics 2006

Esta es una de las series de la Biblioteca Marvel que menos me llama la atención. Debe ser por el personaje en sí, Namor me parece un antihéroe que no envejeció muy bien dentro del Universo Marvel, y su nuevo “nacimiento” en la década del 60, me pareció meter el personaje a machaca en un universo cohesionado de ficción. En este cuarto volumen, publicado por Panini Cómics, que recopila los números Tales to Astonish 90 al 101, publicados originalmente entre Junio de 1966 y Marzo de 1967, y cuenta con aventuras de 12 páginas, teniendo un cambio radical en la historia del personaje. Esto es la ida del guionista pulpo Stan Lee, dejando así de lado las luchas del príncipe atlante en las profundidades por el poder de su reino, y ahora centrándose mayormente en amenazas de la superficie, ideadas por el nuevo guionista, Roy Thomas, que tomará primero las riendas de las series menos vendidas como Namor y los X-Men, para después convertirse en uno de los guionistas principales de Marvel.

 Las primeras dos historias son una pequeña saga, en la cual regresa un villano de Namor de la Golden Age, de la década del 40, su primo Byrrah (que dan ganas de tomar unas buena cerveza este domingo). Nuevamente, tenemos el argumento repetido de una lucha por el poder del trono de Atlantis, esta vez entre los primos. El guión es de Stan Lee, y los dibujos son de Bill Everett, y esa es la razón de que la parte gráfica no me haya gustado, aunque el dibujante seguirá a cargo de la colección unos números más, con su impronta muy Golden Age en sus dibujos.
 Luego tenemos otra pequeña saga de dos números, esta vez con el abandono de Stan Lee de la serie y el ingreso de Roy Thomas como guionista titular. No es una saga descollante, mucha machaca entre Namor y una criatura de las profundidades, con mucha fuerza, que complicará al protagonista.
 La siguiente aventura es autoconclusiva, con poco que aportar, sólo se trata de una invasión a Atlantis de parte de un dictador y sus soldados de la superficie.
 La amenaza de la superficie se vuelve a tocar en la siguiente saga, de 4 números, en los cuales Namor se enfrenta a los subordinados del Saqueador, villano del Universo Marvel, que residiendo en la Isla Calavera, tiene una batalla con el Hombre Submarino. Es una saga que no me gustó mucho, y sólo recalco que en el último número Werner Roth (dibujante que ya había visto en la colección de los X-Men) comienza a dibujar en esta serie.
 En los siguientes dos números, Namor será declarado traidor para Atlantis, pero aún así, luchará contra submarinos de los humanos para salvar a su pueblo de la radiación de las explosiones, como ocurrió con la antigua Atlantis y su exterminio.
Y para festejar el número 100 de Tales to Astonish, los dos protagonistas de la revista, el Príncipe Submarino y Hulk, hacen un crossover en el cual se reparten tortazos a lo largo de 22 páginas, con la excusa de que el villano detrás de todo, que controla la mente de Hulk, es el Amo de las Marionetas, y es él quien hace enfrentar a estos dos personajes con tanta fuerza bruta.
 En el último número contamos con los dibujos de Gene Colan, que como siempre da una clase de dibujo con su juego de luces y sombras. La historia es un poco aburrida, mucho diálogo, mucho recuerdo de Namor, para que en las últimas dos páginas comience la acción contra un gigante de hielo, quedando la conclusión para el próximo tomo.
 Como mencioné en el principio de la reseña, este personaje y la serie por ahora no ha llamado mucho mi atención, espero que Gene Colan siga en la colección para deleitarme con los dibujos, como me paso en el tomo pasado, un punto en contra que tuvo este cuarto volumen.

sábado, 25 de julio de 2015

25/07: Pluto Vol. 5



25/07: Pluto - Vol. 5 (192 Págs.)
Naoki Urasawa – Planeta DeAgostini 2010

Gesicht ha sido asignado a custodiar Adolf Haas y a su familia, ya que los ex colegas de Haas quieren verlo muerto antes de que él puede revelar muchos de sus secretos. Pero Gesicht está comenzando una crisis personal con recuerdos enterrados que comienzan a aflorar, revelando detalles impactantes de su pasado. También en este quinto volumen, Hércules se enfrenta a Pluto, mientras que Uran, el profesor Ochanomizu, y el Profesor Tenma lidian con la muerte de Atom. El núcleo de este quinto volumen es acerca de la psicología del robot. Se centra específicamente en cómo los robots manejan el odio. Epsilon se preocupa que los robots se acerquen más a los seres humanos, ya que  aprenderán odio, y teme las consecuencias.

 La declaración de Tenma es más significativa, ya que ofrece una definición diferente de la inteligencia de lo que habitualmente se lleva a cabo. Tenma cree que la verdadera inteligencia es a la vez cognitiva y emotiva. La ley de la robótica exige que los robots tengan las emociones reprimidas, por lo tanto los robots se atrofian intelectualmente. ¿Por qué Tenma ve la emoción tan fundamental para un verdadero desarrollo intelectual? En Occidente, vemos a los lados cognitivos y emotivos de nuestro ser, no sólo como independientes, sino como opuestos entre sí. El autor está ofreciendo una visión más holística de los seres humanos. La razón y la emoción son los lados opuestos de la misma moneda. La racionalidad pura es simplemente el procesamiento de la máquina. Para que la cognición tenga vida tiene que haber emoción.
 Hay también un momento muy “tezukiano” en este tomo. Algo constante en la serie original de Astro Boy fue que los robots enseñan cómo los seres humanos deben comportarse de forma humanitaria. En este tomo, Gesicht se da cuenta de la ira enterrada profundamente dentro de sí mismo. Se lo confiesa a Haas, y le pregunta si el odio de Haas nunca desaparecerá. Aquí, un robot que tiene derecho a odiar a Haas y a su hermano, se avergüenza por su ira y quiere ser libre de ella. En ese momento, una máquina está enseñando un valor adecuado para el alma humana. Es un lindo momento de la redención.
La profundidad en la exploración de la psicología robot se da sobre todo en el capítulo se centra en Uran. Ella está haciendo frente a la pérdida de su hermano. La vemos pasar por los mismos pasos de la pena como un ser humano. Me encanta que el director de la escuela entiende esto y asesora a los maestros para tratar Uran como cualquier otro estudiante para hacer frente a la muerte de un miembro de la familia.
 Este tomo presenta al Profesor Tenma como un personaje importante. En la serie original, Tenma era un enigma. Se podía entender por qué creó a Atom, e incluso por qué lo rechazó, pero no por qué trató a Atom como lo hizo. Naoki Urasawa le da más cuerpo, al igual que lo hace con todos los personajes de Tezuka, preservando al mismo tiempo un aire de misterio a su alrededor.

viernes, 24 de julio de 2015

24/07: DMZ Vol. 4: Fuego Amigo



24/07: DMZ Vol. 4: Fuego Amigo (130 Págs.)
Brian Wood, Riccardo Burchielli, Nathan Fox y Kristian Donaldson – Planeta DeAgostini 2009

Este es el cuarto volumen de esa magnífica serie que es DMZ. El tomo en cuestión recoge el arco argumental Fuego Amigo (DMZ #18-22) para el que el guionista y creador de la serie, Brian Wood, contó nada más y nada menos que con tres dibujantes principales: el artista regular de la colección, Riccardo Burchielli, que se encarga de narrar los vericuetos que siguen en el presente las andanzas de Matty Roth; Kristian Donaldson, que se encarga de sustituirlo en el número #20 como ya hizo en el número autoconclusivo sobre Zee Hernández (#11); y, finalmente, Nathan Fox (de trazo “feo”) que se ocupa de ilustrar los flashbacks relativos a sendos personajes relevantes en la trama del arco. La edición, como en los tomos anteriores, de muy buena calidad al español por Planeta DeAgostini.

 A nivel argumental, Brian Wood demuestra una vez más que sigue manteniendo el mismo tono incisivo y crítico con cuantos aspectos de los conflictos bélicos contemporáneos centran los guiones. De hecho, su tratamiento en esta ocasión de las decisiones militares y las matanzas de civiles por error (en concreto, las que afectan a los ciudadanos del propio bando) daría para horas de conversación y múltiples puntos de vista. Lo mejor de todo, sigue siendo que en lugar de proporcionar una visión sesgada o partidista del tema, Wood opta por lo que considera que es verdaderamente poner el dedo en la llaga: hacer preguntas y dejar que nos las contestemos: ¿quiénes son los soldados rasos que participan en una guerra, de dónde han salido y qué motivos les han llevado a alistarse? ¿Cómo nos contentamos ante cualquier problema por grave que sea con la simpleza de encontrar un “chivo expiatorio” a quien culpar? ¿Cómo se manipula la opinión pública? ¿Cómo es posible la paz en una sociedad fracturada donde subyace el odio? ¿Qué responsabilidad tienen los mandos en el comportamiento de las tropas a su cargo?
 En definitiva, con el nuevo número los lectores aficionados a esta serie volvemos a tener lo que buscamos en ella: la virtud de un discurso necesario y no maniqueo en lo que a periodismo y conflictos bélicos desde el punto de vista de los civiles se refiere. Wood gestiona y justifica conceptualmente la incorporación de dibujantes invitados, y consigue hacernos vibrar con la tensión que provoca a cada página.

jueves, 23 de julio de 2015

23/07: Akira Vol. 4



23/07: Akira Vol. 4 (400 Págs.)
Katsuhiro Otomo – Norma Editorial 2006

Supongo que todo el mundo tiene sus días de descanso, incluso cuando se es catalogado como genio, o artista de manga altamente influyente. El cuarto volumen del manga Akira editado al español por Norma Editorial es, para mi gusto, inferior a los primeros tres tomos. Por suerte para el lector, incluso con un volumen no tan entretenido, Katsuhiro Otomo es mejor que la mayoría de los artistas de manga, y eso es mucho decir.
 En este volumen, los acontecimientos de la serie realmente difieren de la versión cinematográfica. Akira, volvió a despertar y ha devastado Neo-Tokio por segunda vez en treinta años. El gobierno japonés ha abandonado la zona del desastre, y los supervivientes de la catástrofe están forjando civilizaciones post-apocalípticos en los restos de la ciudad devastada. Los dos actores principales en esto cuarto tomo, son la budista benevolente Lady Miyako, que es un sujeto experimental ex compañera de Akira, y el brutal Tetsuo, que es quien gobierna detrás del trono, en el denominado Gran Imperio Tokio. La trama principal entonces se da alrededor de la lucha por el dominio entre las dos facciones, con las complicaciones añadidas de los restos del movimiento de resistencia encabezado por Kay y Chiyoko, y el descenso de Tetsuo en la locura de sus superpoderes.

Lamentablemente, ninguno de estos elementos realmente hace mella en la mente del lector. El encuentro entre los sobrevivientes con los matones, son bastante genéricos, por lo que los enfrentamientos entre las fuerzas de Lady Miyako y el "ejército" del Gran Imperio Tokio son predecible y repetitivo. Igualmente es repetitiva la batalla Kay y Chiyako para sobrevivir y continuar su misión en las ruinas de la metrópoli. ¿Cuántas veces se puede ver a Kay casi ser violada por matones sin dientes, o a Chiyako hacer camino con su fuerza bruta a través de esos matones?
 El verdadero encanto del cuarto volumen de Akira es el viaje de Tetsuo a través de la decadencia, la locura, el pasado, y su propio potencial. A medida que el verdadero gobernante indiscutible de la "nación" más fuerte en las ruinas de Neo-Tokio, intenta subsumir sus poderes psíquicos en interminables orgías con chicas adolescentes y ampliar esos poderes mediante la participación en la supervivencia del más apto, consigue ir apilando su ejército con soldados psíquicos. Como los poderes de Tetsuo se expanden y se convierten en mucho más incontrolable, tiene que explorar la inferioridad que atravesaba su vida antes de convertirse en la segunda entidad más poderosa del planeta. Estos “viajes” para comprenderse a sí mismo, le permiten aprender un poco más sobre sí mismo, y sobre todo acerca de Akira y el proyecto que les dio tanto sus poderes.
 A pesar de que nadie puede dibujar un mundo post-apocalíptico y cyberpunk como Otomo, este cuarto volumen de Akira es el tramo más débil hasta el momento. Cambios impares en la caracterización, la acción repetitiva, y la falta de avance real en la historia me hacen pensar esta conclusión. Aún así, aunque no sea el mejor punto de partida para los lectores de Akira, definitivamente vale la pena comprar si ya tenes los tres primeros tomos, o si compraste el cofre de lujo que trae la serie completa, con los 6 tomos integrales. Es una serie muy cara para comprar, pero vale la pena el esfuerzo sin dudas.

miércoles, 22 de julio de 2015

22/07: Clásicos DC: Batman y los Outsiders Vol. 2



22/07: Clásicos DC: Batman y los Outsiders Vol. 2 (336 Págs.)
Mike W. Barr, Bill Willingham, Trevor Von Eeden, Alan Davis y Jim Aparo – Planeta DeAgostini 2010

Como pasa con todos los recopilatorios que incluyen cómics ya entrados en años, hay que hacer una labor retrospectiva a la hora de leerlos. Ni el dibujo, ni los argumentos; ni siquiera la forma de narrar se han mantenido en 75 años. Por lo que, o estamos dispuestos a transigir con ciertas cosas, o mejor ni mirar la portada. En esta ocasión nos encontramos con un compendio de historias, bastante bien dibujadas y narradas. Es cierto que nacidas a mediados de los 80 no nos quedan demasiado lejos, por lo que habrá que ver cómo envejecen cuando pase más tiempo. Se agradece el intento de los creadores de dotar a los personajes (especialmente todos aquellos que no son Batman) de un mínimo de profundidad para no quedarse en las aventuras nacidas de la casualidad. De esta forma, personajes ya conocidos aunque poco populares y otros de nuevo cuño pero cargados de misterio, conforman un equipo bastante atractivo.

 Aunque posiblemente a causa de su origen de parias, pase siempre desapercibido en unas estanterías cargadas de Ligas de la Justicia, Titanes (nuevos, viejos y jóvenes), Sociedades de la Justicia y demás grupos de coloridos superhéroes. Viendo la calidad del material original y sopesando la cantidad de páginas con su precio podemos afirmar que merece la pena. Sobre todo si recordamos, que es un producto a color. Punto positivo, pues además parece no haber sufrido recoloreado. Este segundo tomo recopila los números Batman and the Outsiders 13 al 24, y el  Annual 1.
 Lo que sucede argumentalmente en este segundo tomo, son dos aventuras principales. La primera es la más importante, y es la del origen de Halo. Ella fue atrapada por los aurakles y llevada a su dimensión, de la cual sólo pudo escapar gracias a la ayuda de sus compañeros.
Al saber la verdad sobre sí misma se sintió desolada por comprender que realmente no era una persona, sino que había tomado la vida de Violet Harper, quien era una delincuente buscada por la ley. Entre llantos dejó el grupo, pero no por ello dejó de meterse en problemas: conoció a un muchacho por el que se enroló en las filas de un grupo pacifista, algo que veremos explorar en el próximo tomo. Y la segunda aventura, es la que los Outsiders tienen viajando en el tiempo en Egipto (de ahí viene la portada del libro), para salvar a Metamorpho. Una aventura un poco “chimbolesca”, sobretodo para Batman.
 En definitiva, un producto entretenido, sin recomendar para nadie en concreto pero que cuya compra no es desaconsejada. Lastima que Planeta DeAgostini no publica más los cómics de DC, y por eso estos tomos ya son muy difíciles de conseguir en comiquerías argentinas.

martes, 21 de julio de 2015

21/07: Welcome To The NHK Vol. 4



21/07: Welcome To The NHK – Vol. 4 (200 Págs.)
Tatsuhiko Takimoto y Kendi Oiwa – Editorial Ivrea 2008

¿Cómo sabe cuánto de lo que se dice es verdad y es mentira? Este es un tema bastante que se recurre bastante en todo el volumen de Welcome to The NHK. El manga empieza a llegar, en este cuarto volumen, a territorio que el anime no cubre o cubre de una manera diferente. Una diferencia fundamental es que el manga se publicó en formato serie, de cadencia mensual en una revista antológica de cómics, como lo hacen los mangas en Japón. Y esto trae emparejado que cada capítulo es  casi autónomo. Para que esto funcione con suficiente interés, se recurre generalmente a una broma oscura en el remate, que generalmente causa risa y funciona, mostrando todo el argumento del capítulo como algo absurdo, una gran farsa.

 El contexto emocional, de nuevo, se vuelve fundamental para la historia de Welcome to The NHK. Un buen ejemplo es Yamazaki, quien se hunde más profundamente en la misoginia otaku y su determinación de terminar el juego “erogame”, como de vengarse de la mujer que no le daba “bola”. También descubrimos más sobre Misaki, un personaje que siempre tenía un halo de misterio, de saber por qué se obsesiona con un Hikikomori como Sato. En este tomo, ella es  definitivamente incapaz de decirle a Sato nada verdadero acerca de su pasado, actuando también por momentos con  desesperación patológica. Sus celos al ver a Sato junto a Kashiwa es un ejemplo de eso. Es por eso que realiza un plan para “vengarse” de Sato por haberla “ignorado”, pero sus planes tienen el efecto contrario; conducen Sato al borde del suicidio, en un giro completamente diferente al ambiente divertido de este volumen. Vemos a Sato en un auténtico estado de desesperanza e inutilidad, alimentado por un sentido ilusorio de autosacrificio. El manga aprovecha esta oportunidad, no para la bajada de línea, si no para una cómica escena, y un final de mucha belleza. En una historia cínica como es el capítulo 20 del manga, el último de este tomo, en el cual los personajes, aún después de sus sentimientos de inferioridad y desesperación, todavía son capaces de decir: "¡Miren! Que hermoso es el mundo"
 Así, el manga me sigue fascinando. Desde este punto en adelante, sospecho, las comparaciones con el anime disminuirán ya que la mayoría del material del anime ya ha pasado en la historia, cosa que me va a jugar a favor, al sorprenderme más. Felicito a los dos autores, Tatsuhiko Takimoto y Kendi Oiwa, que se animaron a hacer un manga de comedia, con situaciones tan extremas y tan críticas de la sociedad nipona, mostrándonos lo más bajo del mundo otaku en su país de origen. Y felicito a la Editorial Ivrea, que trajo al país una obra fuera de lo común y de su target de mangas shonen de peleas o ecchis.