domingo, 16 de octubre de 2016

14/10: El Invencible Iron Man Vol. 9



14/10: El Invencible Iron Man – Vol. 9 (72 Págs.)
Matt Fraction y Salvador Larroca – Ovni Press 2013 

Este nuevo tomito del Iron Man de Matt Fraction y Salvador Larroca pertenece ya a la denominada Heroic Age de Marvel, tras los sucesos acontecidos en Siege, saga la cual ya he reseñado en el blog. Si en los volúmenes anteriores de la serie, que componían la serie "Stark Disassembled", sirvieron como un interludio debido a que era necesario acabar con Siege para poder seguir con las aventuras de Tony Stark, este volumen nos descubre el lugar de Stark dentro del nuevo universo Marvel y las consecuencias de lo hecho por Tony en los últimos años. Después de perder su empresa, convertirse en fugitivo y caer en un coma autoinducido, Stark regresa a su status quo como empresario y superhéroe con nueva empresa y armadura.

 Fraction, tras su reinicio para la serie que fue la saga "World's Most Wanted", reconstruye a Tony Stark desde las cenizas, un Tony  que está arruinado y arrepentido por las decisiones que tomó en los últimos años, sobre todo en "Civil War", aunque en un giro que no es del todo acertado, casualmente tiene borrada esa información de su cerebro, por lo que tenemos al Tony pre-Civil War. La idea general del nuevo status del personaje es acertada, dejando Tony de ser un suministrador militar y poniendo a disposición de la humanidad sus hallazgos y su propia batería de poder, pero el desarrollo, aunque mejor que el de la saga anterior, no está del todo logrado, debido a la excesiva lentitud.
 Junto con Pepper Potts, Tony Stark decide crear una nueva compañía desde cero, Stark Resilient. Por otro lado Justine y Sasha Hammer luchan para tomar el lugar de Stark en la industria militar y deciden contratar a Spymaster para sabotear los planes de Tony desde el principio.
Si hay algo que falla en este principio de esta nueva saga, Es el dibujo de un Salvador Larroca que se defiende más que bien cuando dibuja robots, armaduras o accesorios hi-tech, pero que fracasa estrepitosamente en el momento que tiene que dibujar rostros humanos, quedándole totalmente artificiales. También resaltar el escaso dominio que tiene componiendo páginas, y los inexistentes fondos en las viñetas. Larroca sigue photoshopeando con resultados dispares en cuanto a calidad en este tomo.
 En definitiva, un volumen por encima de los anteriores, pero que se queda muy lejos del excelente trabajo que ambos autores consiguieron en los primeros 19 números de la colección. Esperemos que la serie vuelva a arrancar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada